Todos deseamos que llegue el verano, no sólo por el tiempo libre, sino también por el sol. Pero éste también puede hacernos daño si no realizamos una exposición consciente y controlada. Consciente porque a veces pasamos horas haciendo actividades bajo sol y ni siquiera pensamos en ello. Y controlada, porque todavía hay quien infravalora el poder tanto negativo como a la vez positivo de éste en nuestra salud.

Además, podemos potenciar y sacarle partido si consumimos alimentos ricos en ciertos nutrientes. Y una vez más, la naturaleza nos proporciona los que necesitamos justo en esta época.

1. Verduras y hortalizas:

a. Zanahoria, calabaza y calabacín: las podemos consumir casi todo el año, sobretodo la zanahoria, y su cualidad más importante es su alto contenido en betacarotenos o provitamina A, gran protector de la piel, el responsable del bronceado, así como antioxidante, protector ocular y del cabello.

b. Variedad de lechugas de hoja verde: su valor nutricional radica en su alto contenido en agua, muy importante para evitar la deshidratación debido al calor. También contiene betacarotenos y vitamina C. Pero lo importante de este alimento es que siempre se consume en crudo, manteniendo así su valor nutricional.
c. Pepino: sus beneficios también se centran en su alto contenido en agua, su poder refrescante y su contenido en betacarotenos y vitamina C, sobretodo en la cáscara.
d. Rábano, remolacha y tomate: riqueza nutricional en antioxidantes, importantes para contrarrestar los efectos negativos de los radicales libres derivados de la exposición solar.

2. Frutas:
a. Melocotón, nectarina, albaricoque, paraguayo y níspero: destacan por su alto contenido en agua y en betacarotenos.
b. Aguacate: fruta oleaginosa rica en vitamina E, A y betacarotenos, entre otros, confiriéndole propiedades antioxidantes, protector ocular y del cabello, aunque su consumo deberá de ser moderado en personas con sobrepeso.
c. Higo, cereza, ciruela, frambuesa: se trata de frutas ricas en betacarotenos, en el caso de la ciruela si se consumen con piel, así como otros antioxidantes como los antocianos de la cereza, neutralizadores de los radicales libres producidos por la exposición solar.
d. Sandía, melón y pera: el denominador común es su extraordinario aporte de agua y su capacidad refrescante. En el caso de la sandía y algunas variedades del melón, su aporte en betacarotenos también es destacado.

Artículo elaborado por Mont Gálvez, enfermera y nutricionista de Acción Psoriasis. Publicado en la revista Psoriasi nº 86 (verano 2016).

Todos los socios de Acción Psoriasis reciben la revista en sus casas. Si quieres recibirla tú también, hazte socio. Puedes hacerlo si te inscribes AQUÍ o poniéndote en contacto con nosotros en el 932 80.46.22 o a través del mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..