Las personas con enfermedad psoriásica tienen más riesgo de desarrollar otras patologías, también conocidas como comorbilidades. Entre ellas, están las enfermedades cardiovasculares, la depresión y el sobrepeso. Tener más riesgo no significa que vayamos a desarrollarlas, pero estar informados será importante para saber cuáles son estas enfermedades y qué se puede hacer para prevenirlas. Es clave, pues, usar esta información como una ventaja y seguir unos buenos hábitos de salud que nos ayuden a evitar la aparición de estas patologías. En este artículo, elaborado por Mont Gálvez, enfermera de Acción Psoriasis, explicamos qué son las comorbilidades asociadas a la enfermedad psoriásica, cuáles son, qué riesgo comportan y ofrecemos pautas para prevenirlas.

¿Es la psoriasis una enfermedad únicamente dermatológica que en algunos casos afecta a las articulaciones? La respuesta es no. La psoriasis es una enfermedad sistémica que afecta a todo el organismo y su origen es el sistema inmune.

Recomendaciones generales
La enfermedad psoriásica no es un trastorno aislado de la piel o las articulaciones, sino que es de carácter sistémico. Es una característica de vida que debe hacer a las personas que conviven con ella más empoderadas en su salud. Personas capaces de poder observarse de una manera global y estar más atentas a las comorbilidades que padecen. Será, así mismo, muy importante, que los profesionales de salud que los acompañen, tengan esta misma visión. Una visión completa de la persona, donde poder atender a las alteraciones físicas, psico-emocionales y sociales.

La recomendación principal sería la de atenderse así mismo en todos los sentidos. Otras que se proponen, igualmente importantes son:

- Alimentación saludable (leer artículo Dieta equilibrada para la Psoriasis. Revista Psoriasi nº81):
o Consumo de vegetales en todas las comidas, de proximidad y temporada
o Comer de 2 a 3 piezas de frutas al día, de proximidad y temporada
o Prevalecer el consumo de pescado por encima del de carne (se incluye las carnes rojas y blancas)
o Ingesta de frutos secos y semillas
o Preferir pan, pasta, arroz y todos aquellos alimentos que provienen de harinas, en su formato integral en vez de refinados
o Disminuir hasta evitar los alimentos excesivamente grasosos y azucarados
o Evitar la sal, el alcohol, y los excitantes

- No fumar, ni consumir drogas (ver artículo Hábitos tóxicos. Revista Psoriasi nº 82)

- Actividad física diaria, dentro de las limitaciones de cada uno (ver artículo El deporte, un aliado con beneficios físicos y emocionales. Revista Psoriasi nº 82)

- Tomar el sol, siempre con protección solar y evitando las horas de máxima irradiación (leer artículo Decálogo para el verano. Broncearse saludablemente. Web Acción Psoriasis).

- Seguir las recomendaciones de su enfermera, médico o especialista a la hora de seguir el tratamiento.

- No automedicarse, siempre consultar con el profesional sanitario

- Gestionar el estrés realizando actividades de ocio y al aire libre (ver artículo Estrés. ¿Qué puedo hacer yo?. Revista Psoriasi nº79)

- Dedicarse un tiempo a diario para uno mismo

- Realizarse controles rutinarios con su enfermera, médico o especialista

- Consultar la aparición de cualquier tipo de síntoma con su enfermera, médico o especialista

Extracto del artículo elaborado por la enfermera-nutricionista de Acción Psoriasis, Mont Gálvez, y publicado en la revista Psoriasi de Primavera 2017.

Puedes leer el artículo completo AQUÍ

Todos los socios de Acción Psoriasis reciben la revista en sus casas. Si quieres recibirla tú también, hazte socio. Puedes hacerlo si te inscribes AQUÍ o poniéndote en contacto con nosotros en el 932 80.46.22 o a través del mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..